Electroestimulación en Patologías de Suelo Pélvico

Electroestimulación en Patologías de Suelo Pélvico

El suelo pélvico o periné es un conjunto de músculos que sustentan la porción abdominal inferior y sirven de apoyo a la vejiga, el útero y una porción del intestino. La musculatura debe mantener un buen tono muscular. Una debilidad de este conjunto muscular es la causa principal de incontinencia urinaria de esfuerzo, cisto y rectocele, prolapsos genitales, disfunciones sexuales…La continencia urinaria se consigue gracias a la interrelación entre el aparato urinario inferior y la musculatura perineal bajo el control de mecanismos neurológicos voluntarios y autonómicos.

El objetivo principal de un tratamiento de suelo pélvico es tonificar y fortalecer los grupos musculares de los que está compuesto. Las técnicas o procedimientos del programa de rehabilitación deben dividirse en activos o pasivos, dependiendo de la participación voluntaria de la paciente:

  • Rehabilitación activa de suelo pélvico: se aplican técnicas como puede ser la cinesiterapia verbal, cinesiterapia con biofeedback y los ejercicios activos vaginales.
  • Rehabilitación pasiva: Se realiza con técnicas de electroestimulación. Se pretende inducir la contracción del esfínter periuretral y de la musculatura perineal cuando se aplica una corriente eléctrica a través de la pared vaginal o rectal.

Beneficios de la Electroestimulación en Rehabilitación de Suelo Pélvico

El efecto inmediato de la electroestimulación es la contracción muscular, consiguiéndose a largo plazo la tonificación e hipertrofia muscular y para algunos casos, el cambio del patrón histológico de la fibra muscular.

En función del tipo de incontinencia a tratar los parámetros de la corriente aplicada variaran de acuerdo con el efecto reflejo que deseamos activar.

  • Incontinencia urinaria femenina de esfuerzo: el tipo de corrientes que se aplican deben ser superiores a 50 Hz, para conseguir activar el reflejo pudendo-pudendo.
  • Incontinencia urinaria de urgencia: se emplean corrientes con frecuencias entre 5 y 10 Hz que activan el reflejo pudendo inhibitorio del Detrusor, produciendo la desaparición o disminución de las contracciones involuntarias.

Las pautas del tratamiento de electroestimulación son muy variadas, pero es una técnica muy indicada en pacientes en los que no exista una respuesta contráctil, es decir, una hipotonía muscular severa sin sensaciones propioceptivas de contracción.

El objetivo principal del tratamiento de suelo pélvico con electroestimulación es mejorar la funcionalidad del grupo muscular en la incontinencia de esfuerzo e inhibir la hiperactividad detrusoriana en la incontinencia de urgencia.+

Es una técnica que se utiliza desde hace mas de 50 años.

Actualmente, los equipos permiten una amplia variedad de parámetros de estimulación: tipo de corriente, morfología de onda, frecuencia, intensidad, localización de los electrodos…con lo que se consigue una activación y una rehabilitación muy personalizada en función del tipo de patología del paciente.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados