El Láser de Alta Potencia en el tratamiento de cicatrices

El Láser de Alta Potencia en el tratamiento de cicatrices

Desde los años 80 se ha estado aplicando el agente físico del Láser en el tratamiento de cicatrices, tanto para acelera el proceso de cicatrización como en el tratamiento de cicatrices hipertróficas y queloideas.

A finales de los años 80 se desarrolló el primer Láser de Alta Potencia en Italia por el Dr. Francesco Parra y los ingenieros Giannino Algeri y Giancarlo Aloisini. Lograron la transformación de un Láser quirúrgico de ND-Yag en terapéutico gracias a la desfocalización de su emisión a través de una fibra óptica.

Desde entonces, se han llevado a cabo muchos estudios acerca de la penetración y los efectos terapéuticos y bioquímicos que producen en el cuerpo humano.

El láser de alta potencia es un método de tratamiento no invasivo que consiste en el uso de longitudes de ondas de luz específicas para lograr efectos terapéuticos en el campo de la salud y del deporte. Se ha demostrado que alcanza los tejidos más profundos, favoreciendo la regeneración de estos tejidos, además de acelerar el proceso de curación acortar el tiempo de recuperación de lesiones agudas y mejorar la calidad de vida del paciente en las patologías crónicas ya que reduce el dolor y la inflamación.

La terapia con láser es indolora, el paciente únicamente nota un aumento de la temperatura en la zona tratada, pero es una terapia que no es invasiva. Actúa sobre la membrana celular generando un efecto fotoquímico.

Los efectos fisiológicos del láser de alta potencia son:

  • Aumento de la actividad metabólica
  • Reduce los tiempos de cicatrización
  • Aumento de la vasodilatación
  • Mejora el flujo linfático
  • Disminución de la inflamación
  • Aumenta el umbral del dolor.

El láser de alta potencia se aplica para tratar un gran numero de patologías físicas, desde lesiones musculares y tendinopatías a trastornos articulares degenerativos, pero también es aplicado en el tratamiento de heridas, úlceras, cicatrices hipertróficas…

Desde el punto de vista de la fisioterapia, es importante que el tejido dérmico esté en condiciones óptimas para evitar adherencias de tejido, sobre todo tras una intervención quirúrgica. Para ello, el láser de alta potencia es un agente físico totalmente indicado para acelerar el proceso de cicatrización, el tratamiento de tejidos ulcerosos, cicatrices queloideas o hipertróficas…

En Fisiolab contamos con el Láser de Alta potencia Lambda Yag de Led, es un equipo que permite trabajar en modalidad continua o pulsátil en función del objetivo a conseguir. Dispone de una pantalla táctil de 7 pulgadas con una interfaz “user friendly” muy intuitiva y de fácil manejo. Dispone de protocolos predeterminados y programas personalizables.

 

En conclusión el láser de alta potencia es un agente físico que en las clínicas de fisioterapia puede ser empleado en numerosas patologías para acelerar los procesos de recuperación y mejora de los pacientes, así como en el tratamiento de patologías crónicas.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados